7 actividades cotidianas que dinamitan tus intentos de perder peso

Desde que nos levantamos y hasta que nos acostamos, en nuestras rutinas diarias introducimos prácticas que se van viciando y se convierten en parte de nuestro día a día. Algunas de ellas están contribuyendo a nuestra obesidad presente o futura. Aquí te hablamos de siete de ellas:

1. No desayunar o desayunar rápido y mal

perder peso

Esa idea tan extendida de que saltarnos comidas sirve para adelgazar es una de las mayores falsedades a las que tendrás que hacer frente. El desayuno es una de las comidas más importantes del día, seguro que eso ya lo sabes. Y si no desayunas, a media mañana o a la hora de comer, el hambre hará que devores en las siguientes comidas, que comas más de lo que en principio comerías o comas rápido y con ansiedad para aplacar el hambre. Recuerda el dicho:

«Desayuna como un Rey, come como un príncipe y cena como un mendigo»

(más…)