¿Cómo no engordar en Navidad? Aquí te damos 6 consejos No+Kilos

No engordar en Navidad se convierte en una misión imposible para una gran parte de la sociedad. En unos fechas donde el turrón, los bombones y las comidas copiosas forman parte de la agenda del día, escaparse de los kilos resulta realmente complicado.

Por eso, desde NO+KILOS queremos darte algunas claves a tener en cuenta a la hora de sentarnos ante esas mesas repletas de comida. Si las sigues, te aseguramos que si engordas, será muy poco, y además, disfrutarás sin sentirte culpable por los excesos, porque te vamos a ayudar a controlarlos.

engordar-navidad-nomaskilos

1º- No comer con carga de conciencia

El día que nos pasemos, hay que disfrutarlo, así psicológicamente estamos preparando a nuestro organismo a que se prepare a realizar un trabajo extra para digerir la enorme cantidad de comida. Evidentemente no nos ayuda a adelgazar, pero nuestro metabolismo se verá acelerado.

2º – No empezar a comer antes de tiempo

En las comidas o cenas navideñas es normal reunirse asiduamente con amigos o familiares, y normalmente algunos llegamos antes que otros. Por lo tanto, los que son puntuales y les toca esperar a que llegue el resto, es muy probable que se enfrenten a una mesa repleta de tentaciones y los jugos gástricos comenzarán a pedirnos que empecemos cuanto antes con el festín.

Si te ves en esa situación, sé fuerte y aguanta esos minutos sin picotear y esperar a que dé comienzo la comida. También es útil beber algún vaso de agua (sólo agua), y si no te ves capaz de esto siempre debes optar por retrasar tu aparición.

3º – Habla con el resto de comensales

Llega la hora de sentarnos en la mesa y tenemos que controlar lo que comemos. No te centres únicamente en comer, hablar con los demás mantendrá tu atención alejada de la comida. Un par de vasos de agua antes de empezar te ayudará a digerir mejor y saciará tu ansiedad.

Mastica bastante casa bocado, no solo para ayudar a nuestro aparato digestivo, sino que además te saciarás antes.

4º – Si abusas, que no sea todos los días

Que en Navidad cometemos excesos es normal, pero no lo usemos como excusa todos los días. Si un día nos pasamos con la comida deberemos compensarlo con varios días un poco más restrictivos, evitando mezclar en cada comida las proteínas con hidratos de carbono, es decir, un día sólo proteínas, otro día sólo hidratos.

comidas-navidad

5º – Muévete

Tenemos tiempo suficiente entre tanta celebración para hacer ejercicio y quemar las calorías extras consumidas estos días. Si eres de los que sueles hacer algo de deporte habitualmente no seas vago y sal a correr, vete al gimnasio, patina sobre hielo, esquía… Lo que quieras, ¡pero no lo abandones!

En caso contrario, si no sueles hacer ejercicio habitualmente, anda un poco más, olvídate de ascensores y sube y/o baja por las escaleras, bájate (en el transporte público) una parada o dos antes de tu destino y ve andando.

6º – Cuidado con el turrón

El turrón estará presente estos días, y aunque deberíamos olvidarlo, está bien comerlo, pero no convertirlo en el postre habitual. Cómelo en los días que toca y ya está, y cuidado con el chocolate.

¡¡Felices Fiestas!!