Así ha perdido Gemma 15 kilos, en No+Kilos Cullera

En la recta final de la operación bikini os queremos contar el último caso de éxito de nuestro tratamiento de pérdida de peso en No+Kilos – Pero Q Guapa. Cuando Gemma entró por primera vez en nuestro centro de Cullera pesaba casi 91 kg, se sentía cansada y sobre todo, padecía mucha pesadez. Tras su paso por nuestro centro se quedó en 76,5kg. ¿Cómo fue para ella perder esos 15 kilos? Gemma lo describe como un proceso “fácil”.gema.cullera

El tratamiento de Gemma empezó como todos los tratamientos en No+Kilos, con el diagnóstico previo, totalmente gratuito y sin compromiso, en el que analizamos la causa de esos kilos de más. Se trata de un paso esencial que nos permite trazar la ruta a seguir para acabar con ellos. Con esa valiosa información, personalizamos el circuito de tecnologías y nos ponemos manos a la obra.

Sus sesiones comenzaban con el ‘shark’, una termosauna vibratoria que propicia la activación del metabolismo y su función celular, lo que lleva a reactivar el organismo, que vuelve a quemar grasa de manera funcional.

La segunda parte de la sesión la adaptamos, según el tipo de celulitis y la acumulación de grasa de cada cliente. Empleamos tecnologías de última generación combinadas entre sí, para conseguir unos mayores resultados. Desde electroterapia hasta mesoterapia virtual y presoterapia son algunos de los tratamientos que forman parte de este segundo paso en el centro por el que también pasó Gemma.

Y una vez equilibrado el metabolismo y ya con el peso indicado en el diagnóstico, comenzamos una serie de sesiones de remodelación corporal y drenaje manual, mediante masajes manuales, así evitamos le flacidez tan típica tras los tratamientos de pérdida de peso.

Todo ello se combina con unos consejos alimentarios basados en una tabla de puntos donde se distribuyen todos los alimentos. Gemma ha podido comer de TODO porque en No+Kilos no creemos en las dietas, ya que apostamos por el control los puntos diarios según el índice glucémico.

El cuerpo se habitúa enseguida a la alimentación y vas notando el cambio día a día.

“He de confesar que al principio me liaba un poco con la comida pero en cuanto les planteé todas mis dudas a Juan Carlos y Pili fue todo muy fácil. El cuerpo se habitúa enseguida a la alimentación y vas notando el cambio día a día”, añade Gemma.

Con nuestras pautas es posible comer embutido, arroz, pollo asado, pan integral… De todo lo que te puedas imaginar. Solo recomendamos no consumir productos procesados, bollería y azúcar, ya que nuestro organismo no necesita de ellos para funcionar en equilibrio.

Con todo ello, la vida de Gemma ha cambiado radicalmente a mejor. La pesadez ha quedado atrás para comenzar una vida más activa y feliz, con vitalidad para todo: “Vale la pena invertir el dinero en No+Kilos porque es un tratamiento fácil, con excelentes resultados y te cambian la vida”.

Gracias, Gemma, por tus palabras y tu confianza en nuestros servicios. Si tu también quieres ganar salud, reserva tu cita previa en tu centro No+Kilos ya, ¡TÚ TAMBIÉN PUEDES!