Celulitis, conócela y acaba con ella con una remodelación corporal

En muchas ocasiones, no es necesario que te sobren unos kilos para que sufras la aparición de celulitis en tus glúteos, piernas, abdomen o brazos. La celulitis afecta a todo tipo de personas, mujeres y hombres, independientemente de si tienen problemas de sobrepeso o no.

Pero, vayamos por partes…

¿Qué es la celulitis?

Son depósitos de grasa que se forman debajo de la piel y que dan un aspecto de hinchazón y pertuberancias irregulares a modo de bultitos que deforman el contorno.

¿Cómo se produce la celulitis?

Cuando la celulitis aparece, y lo suele hacer en el 99% de las mujeres, las razones pueden ser muy variadas:

  • Una alimentación inadecuada, demasiado rica en grasas, azúcares o sal.
  • Mala circulación sanguínea.
  • Retención de líquidos.
  • Llevar ropa demasiado apretada (relacionado con dificultar la circulación)
  • Tabaco
  • Estrés
  • Falta de ejercicio
  • Cambios hormonales
  • Genética

Sí, efectivamente, es difícil escapar de la celulitis. La buena noticia es que es posible reducirla y hacer desaparecer sus antiestéticos efectos.

¿Qué tipos de celulitis hay?

Si crees que celulitis sólo hay una, te equivocas, porque de hecho existen varios tipos y cada una se combate de una manera diferente.

Estos son los tipos de celulitis más comunes:

Celulitis fibrosa:

Se da cuando unas fibras formadas por colágeno rodean a las células adiposas, creando una encapsulación que es necesario romper para que la grasa se diluya. Está muy relacionada con una mala alimentación, rica en azúcares y pobre en fibra.

Celulitis edematosa:

Está relacionada con una mala circulación que impide eliminar sustancias de desecho de manera natural, y se quedan en los tejidos dando lugar a este tipo de celulitis.

Celulitis esclerótica:

Se da cuando los micronódulos se transforman en macronódulos, los vasos sanguíneos llegan a comprimirse tanto que puede dar lugar a una insuficiencia venosa crónica.

La buena noticia es que hay numerosas tecnologías que acaban con la celulitis. Estas son las más efectivas, sin tener que recurrir a técnicas más invasivas, como la cirugía.

  • Electroporación: gracias a un impulso eléctrico conseguimos que las membranas celulares que encierran los adipocitos sean más permeables. Así, dejan pasar a través de ellas los principios activos de los productos estéticos que utilizamos y que aplicamos masajeando la zona.
  • Ultrasonidos, Ultra Cavitación: nos permiten volver gaseoso el líquido intersticial, causante de la celulitis. Esto provoca que se formen unas microburbujas que al explosionar rasgan las membranas de los adipocitos y dejan escapar la grasa, que se elimina de manera natural por la orina o por el sudor.
  • Radiofrecuencia: con ella devolvemos la energía perdida a nuestras células, equilibrando su funcionalidad, incrementando la temperatura del tejido, estimulando la regeneración de las fibras de colágeno y elastina, aumentando la elasticidad de los tejidos… De esta manera vemos un efecto lifting inmediato y duradero.
  • Drenaje: nos ayuda a reequilibrar la funcionalidad del organismo para que éste elimine las toxinas que generan la celulitis, puesto que el estancamiento de los líquidos intra y extra celulares son el origen de la celulitis.
  • FotoBioEstimulación: Ayudados de la cromoterapia LED, generamos una respuesta celular para reparar y tratar nuestro problema de celulitis. La luz LED, a diferencia de otras técnicas más agresivas, proporciona efectos curativos sin causar lesiones, dolor o efectos secundarios.

En No+Kilos ponemos nombre a tu celulitis y acabamos con ella aplicando la tecnología idónea para cada caso.


People image created by Nensuria – Freepik.com

 

 

Fields marked with an * are required