¿Efecto rebote? Nunca en No+Kilos

perder peso nomaskilos

El efecto rebote es uno de los mayores miedos a los que se enfrentan las personas que deciden someterse a un tratamiento de pérdida de peso. Esforzarse para adelgazar y que después se vuelva a recuperar lo perdido, y en algunos casos algo más, es algo que suele ocurrir si recurrimos a dietas milagro, y resulta muy duro de encajar.

La mayoría de los clientes de No+Kilos nos preguntan por esto. Nosotros les explicamos por qué con No+Kilos no hay efecto rebote y poco después, cuando terminan el tratamiento, se sorprenden al comprobarlo.

¿Queréis saber la razón? El efecto rebote se suele producir cuando la pérdida de peso es consecuencia de una dieta hipocalórica, es decir, baja en calorías. Estas dietas reducen de manera drástica la ingesta de calorías básicas y esenciales para el organismo. Y así se consigue reducir peso, ¡seguro!, pero también masa muscular y necesidad energética. ¿Qué ocurre cuando se termina la dieta y se vuelve a una alimentación normal? (Por normal entendemos una ingesta de 2.000 a 4.000 calorías al día) Ocurre, que el organismo no tiene tanta necesidad de consumo calórico y ese exceso lo acumula en forma de grasa rápidamente.

Aquí da comienzo el efecto rebote.

perder peso nomaskilos valencia¿Por qué con No+Kilos no hay efecto rebote?

El tratamiento No+Kilos se basa en un circuito de máquinas, algunas de ellas, como el Shark y el OverActive, nos harán perder calorías y movilizar las grasas; pero otras, como el Overbody, nos harán trabajar nuestros músculos. Con esto conseguimos dos cosas:

  1. Evitar la flaccidez del cuerpo, muy habitual cuando se pierde mucho peso.
  2. El músculo que hemos ejercitado va a necesitar más calorías, por tanto nuestro cuerpo no las acumulará en forma de grasa, las consumirá.

El circuito de tecnologías de No+Kilos para perder peso se complementa siempre con un control calórico adecuado, pero no extremo, por tanto no existe una reducción drástica en la alimentación, ya que se come hasta la saciedad, con el único control de no mezclar ciertos alimentos. Esto también ayuda a que no se genere el temido efecto yoyó o efecto rebote.

En otras palabras, nuestros clientes, una vez conseguido el peso ideal, sin reducción de ingesta calórica, no recuperan el peso, pues continúan ingiriendo lo que su cuerpo necesita quemar.

En No+Kilos le hemos declarado la guerra al efecto rebote, y ¡hemos ganado por goleada!