¿Este verano te ha regalado algunos kilos de más? 5 ideas para decirles adiós

adelgazar-despues-del-verano

Ay, el verano. Qué grandes meses de relax, desconexión y de vivir la vida, a gustito, yéndonos de viaje, tumbándolos al sol, en la playa, en la piscina. Ay esas cervecitas, ay esas tapas… Qué gozada, ¿sí o no?

Es normal. No hay que hacerse cruces. Volver del verano con algún kilillo de más es de lo más habitual. Aunque también es cierto que los clientes de No+Kilos vuelven con muchos menos sin haberse privado de nada, aquí tienes el testimonio de Silvia, una de nuestras clientas que ha perdido 23 kilos con nosotros.

Aquí van 5 consejos para volver a recuperar el tono:

1. Ven a No+Kilos.

Ésta sin dudarlo es la salida más fácil a tus kilos de más. Fácil y definitiva. Porque te aseguramos que perderás hasta un kilo por sesión y no tendrás que hacer ninguna dieta fatigosa, aburrida y con la que pases hambre. Además, con nuestras tecnologías también trabajamos el efecto rebote, de manera que si haces bien las cosas, no volverás a recuperar el sobrepeso perdido.

2. Recupera el orden en las comidas.

Lo ideal, 5 comidas al día bien equilibradas. No mezcles proteínas con carbohidratos. Y sobre todo, no mezcles la fruta con ningún otro tipo de alimento. ¡La fruta en el postre la carga el diablo!

3. Hazte fan de las infusiones

Porque son digestivas, porque aportan minerales y porque si las escoges bien (boldo, diente de león, cola de caballo, té verde…), ayudan a eliminar líquidos, y con el líquido también toxinas y grasa. ¡Ojo! Que no sean de frutas.

4. Práctica ejercicio, y si no te motiva, anda, anda y anda

Tanto si quieres perder peso como si no, moverte no te va a hacer ningún mal. ¡Al revés! Ejercita tu cuerpo. Apúntate al gimnasio, prueba nuevas disciplinas como el yoga. Dale vidilla a tu cuerpo meneándolo como mínimo de dos a tres veces a la semana. Y si no tienes tiempo o no te apetece practicar ningún deporte, anda. Baja una parada antes del autobús o sube por la escalera en lugar de coger el ascensor… Busca tu método, pero levanta de la silla, que te vendrá muy bien

5. Sí al agua, no a los refrescos

Además de tomar una o dos infusiones al día, acuérdate de beber agua durante toda la jornada. Inicia cada día con una botella de litro y medio de agua, y proponte tenerla vacía por la noche. Y por supuesto, huye de los refrescos, tienen una carga de azúcar elevadísima. No se salvan ni los light ni los cero.