Estreñimiento, sobrepeso y confinamiento: claves para reequilibrar el organismo

estreñimiento-sobrepeso-no+kilos

Cuando el aparato digestivo sufre una alteración que modifica las rutinas de ir al baño, puede provocar, además de molestias y sensación de pesadez, una acumulación de grasa y fluidos, que se traduce en kilos de más. Durante el confinamiento, tanto el día a día como los hábitos han cambiado considerablemente y se puede haber traducido, para algunas personas, en problemas de estreñimiento. Si es tu caso y se trata de algo ocasional, puedes seguir con los siguientes consejos No+Kilos para reequilibrar tu organismo. Si se trata de un trastorno recurrente, te recomendamos que acudas a un médico especialista.

Según la OMS, se padece de estreñimiento cuando una persona produce menos de tres deposiciones semanales. Junto a ello, se asocia un esfuerzo excesivo al defecar, heces duras y sensaciones de evacuación incompleta o de obstrucción. En este sentido, es importante observar las heces, ya que, son indicativas de cómo está funcionando el metabolismo*.

Los alimentos que ingerimos, previamente masticados, son procesados por nuestro organismo, que selecciona los nutrientes adecuados y desecha lo sobrante. A su vez, regula el organismo, mejora el sistema inmune y desecha todo lo que el cuerpo no necesita, previniendo así el sobrepeso, si existe una alimentación equilibrada.

Si por el contrario la dieta se ve alterada por comidas ‘basura’, grasas saturadas, azúcar o alteraciones en las cinco ingestas diarias, puede traducirse en estreñimiento. Otros factores que desequilibran el cuerpo es el estrés, el sedentarismo, el abuso de laxantes o medicación que altera la flora intestinal. Si todo lo anterior resume tus hábitos en los últimos meses por la cuarentena, es habitual que sufras de parones de heces.

¿Cómo afecta el estreñimiento al organismo?

Cuanto más tiempo esté el cuerpo sin evacuar, el proceso en el intestino grueso repercute al hígado, con la consiguiente sobrecarga de toxinas, lo que genera un circuito dañino que influye en el bienestar de la persona. Este proceso se repite y conlleva que el cuerpo intente expulsar las toxinas por otras vías, por lo que es frecuente orinar de más o experimentar un incremento de la sudoración.

Las consecuencias son notables en la sensación de hinchazón, barriga inflamada, agotamiento, cansancio e incluso en el aumento de la celulitis. Todo ello ocasiona, además, no poder dormir bien, formando así un bucle, ya que un adecuado descanso ayuda a generar los nutrientes adecuados para regular el sistema inmune, metabólico y hormonal.

¿Cómo acabar con el estreñimiento?

En estos días en los que todavía pasamos un mayor tiempo en casa debemos perpetuar horarios y rutinas saludables. Realizar ejercicio diario y establecerse mínimos de gasto calórico diario, pueden ayudar a mantener tu cuerpo activo. Además, una alimentación equilibrada, rica en fibra, verduras y fruta, te ayudará a reactivar tu organismo para que funcione de forma adecuada.

Si aún siguiendo estos consejos no consigues eliminar la retención de líquidos y has acumulado kilos de más, puedes contactar con tu centro No+Kilos para reservar tu diagnóstico previo gratuito. Con una sencilla prueba personalizada localizaremos el origen del desequilibrio corporal, lo que nos proporcionará la información necesaria para saber qué tratamiento corporal o de pérdida de peso necesitas en concreto.

* Información basada en estudio de PNIE Xevi Verdaguer, Martha Bolívar, Luis Vitetta, Gemma anda Sean Hall.