“Me he quitado 21 kilos sin matarme en el gimnasio, solo con NO+KILOS® y hábitos de alimentación saludable”

Una complexión robusta, una mala alimentación y un estilo de vida sedentario fueron los motivos que hicieron que Javier llegase a No+Kilos Madrid en busca de una solución definitiva a sus problemas de sobrepeso. Ha perdido, en total, 21,300 kilos en 42 sesiones, donde también hemos trabajado la remodelación corporal y la tonificación, con una reducción de 14 cm. en la zona del tórax, 17 cm. del abdomen, 16 cm. de la cintura, 14 cm. de cadera y 4 cm en los muslos.

Tras ‘unas vacaciones’, en este mes de septiembre volverá a nuestro centro para comenzar otro bono de sesiones para continuar rebajando kilos de la báscula. Eso sí, nos asegura que va a ‘se ha portado bien’ porque “ha cambiado el chip” y ha seguido con nuestros consejos de alimentación saludable, sin esfuerzo.Javier-Madrid

¿Por qué decidiste realizar el tratamiento en No+Kilos?

Estaba muy tremendo y me dije a mi mismo: o me cuido o algún día reviento (se ríe). A parte de bromas, sabía que necesitaba perder peso no por estética, sino por salud. Me puse a buscar por Internet, sopesé varias alternativas y tras leer las entrevistas de algunas personas, como Arévalo, que lo habían conseguido, me animé.

¿Cómo has llevado el tratamiento? 

Las sesiones en el centro las he llevado de maravilla y las pautas de alimentación, también. Vine mentalizado, con ganas de quitarme el saco de cemento que me cargaba sobre la espalda porque lo necesitaba.

En realidad, me han reeducado en comer bien y con eso he cambiado la mentalidad, he cogido hábitos de una alimentación equilibrada y aunque me pase durante el fin de semana, el lunes vuelvo a la rutina.

Además, las profesionales del centro de Madrid me han ayudado mucho a llevarlo bien, porque son muy atentas, me han brindado ayuda en todo momento y se han preocupado de mi seguimiento.

He cogido hábitos de una alimentación equilibrada y aunque me pase el fin de semana, el lunes vuelvo a la rutina y me mantengo.

¿Ha superado tus expectativas?

Totalmente. Llegué con 113 kilos y acabé con casi 91 kilos, que para mi ya es un lujo. Tuvimos que interrumpir el tratamiento por el estado de alarma, pero me mantuve porque yo continué trabajando y siguiendo con los consejos alimenticios.

Soy un hombre robusto, pero me fui dejando y me daba miedo plantarme con 140 kilos sin casi darme cuenta y no poder moverme. Había intentado perder peso antes con dietas y ejercicio, pero siempre lo recuperaba e iba a más. Por eso, ahora que he conseguido quitarme 21 kilos de los lomos estoy muy satisfecho y por supuesto, contento con No+Kilos.

¿Cómo te encuentras?

Muy bien, con mucho humor. Sigo siendo igual de feo, pero ahora por lo menos ya no estoy tan enorme (se ríe). Necesitaba moderar el peso, que mi foto del DNI era casi un A3 (vuelve a reír).

He notado una mejoría física tremenda, pero quiero seguir perdiendo peso hasta llegar lo que solía pesar, por eso, volveré en septiembre al centro, después de un descanso.

¿Recomendarías No+Kilos?

Por supuesto, se lo recomiendo a todo aquel que tenga problemas de peso y de salud. Y ahora con el teletrabajo que no te mueves de casa y tienes una vida más sedentaria, más aún.

La gran ventaja de No+Kilos es que no tienes que matarte en el gimnasio, y poner de tu parte siguiendo las pautas indicadas por las especialistas NO+KILOS®, adoptando hábitos de alimentación saludable.