“Ir a No+Kilos ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida”

antes y despues caso real perdida peso

Mª Carmen, valenciana, 30 años, 1,60 metros de altura y 88,3 kilos de peso. Mª Carmen llevaba alimentando su obesidad desde jovencita. En parte por su vida sedentaria pero sobre todo por una mala alimentación. Cuando se quedó embarazada todo se descontroló. “Me centré en el niño y me dejé 100%. Comía todo lo que me apetecía, por ansiedad y por gula, no por hambre, y cuanto más comía, más me pedía el cuerpo”.

Mª Carmen llegó a No+Kilos hace cuatro meses con este problema. Nos había encontrado a  través de las redes sociales y se animó a llamarnos. Su tratamiento empezó este verano, el 24 de junio y terminó el pasado 6 de Octubre después de perder más de 19 kilos.

Con su nuevo peso, su vida ha cambiado por completo y hoy nos lo quiere contar a todos a través de esta entrevista. ¡Gracias Mari por dejarnos compartir tu historia!

¿Por qué decidiste venir a No+Kilos?

antes y despues caso real perdida pesoEstaba al límite. Siempre he estado hermosa, pero tras el embarazo la situación empeoró, me planté en cerca de cien kilos y ya hacía tiempo que había pasado el límite de gordita a obesa. Siempre he comido fatal, porque no me gusta cocinar y sólo comía una vez al día, y casi siempre comida rápida.

Anteriormente había probado a adelgazar con dietas, con endocrinos o tratamientos de los que te dan en la farmacia, y sí, la primera semana adelgazas mucho, yo por ejemplo llegaba a perder entre 4 y 5 kilos, pero después ya sólo perdía gramos y te vas desmotivando. Luego se dan situaciones que no afrontas bien. Por ejemplo, si toca salir con las amigas a cenar, pues comes lo que no debes y piensas que por un día no pasa nada, pero sí que pasa…

Cuando llamé a No+Kilos estaba ya muy tocada con el tema del peso. Os vi en Facebook, llamé, concerté la cita y puedo decir que es lo mejor que he hecho nunca.

¿Qué te dijimos en el diagnóstico previo?

Que tenía que perder 31,5 kilos, yo ya iba preparada para algo así, claro. También me dijisteis que iba a necesitar 28 sesiones. Me fui convencida, pero claro, luego en casa me entraron las dudas, porque hay mucho engaño con todo esto de adelgazar. Pero hice una sesión de prueba y ahí ya perdí 400 gramos. Fue suficiente, con eso me bastó para decidirme del todo y conforme iban pasando los días, mejor iba todo porque seguía perdiendo kilos.

¿Y qué te pareció el tratamiento? ¿Te resultaron cómodas las máquinas?

antes y despues caso real perdida peso

Sí, mucho. Con el shark tenía una relación de amor-odio, porque es una máquina que da calor y claro, yo hice el tratamiento en pleno verano, así que no me apetecía mucho meterme en ella. Yo la llamaba cariñosamente ‘mi cacharro infernal’. Eso sí, cuando terminé el tratamiento y me apunté al gimnasio, tras la primera clase de spinning decía ‘¡¡Dónde está mi cacharro infernal, que lo echo de menos!!’. La verdad es que el tratamiento se lleva muy bien y a la hora de comer también.

Yo por ejemplo odio comer verduras y aquí no te obligan a ninguna dieta estricta. Te dan una tabla de alimentos te dicen los puntos a los que equivalen los alimentos y tú sabes que no puedes pasarte de esos puntos. Puedes comer la cantidad que quieras de un montón de cosas, por ejemplo, pollo asado. Por poder, puedes comer hasta chorizo. No te prohíben alimentos, sólo has de controlar los puntos que ingieres. Yo lo he llevado muy bien. Y el cuerpo se habitúa enseguida. Como ya no le metía tanta cantidad, ni fastfood, el cuerpo dejó de pedirme comer tanto y comer ciertas cosas.

Terminaste tu tratamiento el 6 de octubre, ¿has recuperado peso?

antes y despues caso real perdida peso

Al revés, sigo perdiendo. Finalicé el tratamiento con 69 kilos, y ahora peso 66, es decir, que sigo perdiendo peso. Cuando terminé me apunté al gimnasio y durante la semana mantengo mis pautas de alimentación. El fin de semana me relajo y si tengo que comer cosas que me apetecen y hacen que me pase de los puntos, me da igual. Porque luego entre semana compenso, pero comiendo de todo. Ayer por ejemplo comí un arroz al horno buenísimo.

Hay gente que cuando pierde tanto peso se queda flácida y con zonas descolgadas, ¿ha sido tu caso?

Para nada. Tengo todo súper bien, la cara, la barriga, las piernas. Celulitis he perdido también muchísima. En mi vida he ido con falda y ahora mismo voy con minifalda.

Esto es así porque durante el tratamiento también hay una máquina con la que se ejercitan los músculos y se va remodelando el cuerpo.

antes y despues caso real perdida peso

¿Y qué te dice tu entorno?

Yo trabajo cara al público y la gente se quedaba alucinada con el cambio que estaba dando porque a la semana llegaba a perder entre 2 y 3 kilos y cada vez que me veían había adelgazado más. Algunos se preocupaban, porque pensaban que esa pérdida de peso no estaba controlada, pero me veían el buen aspecto que tenía y se convencían rápido de que todo estaba bien.

Hay mucha gente que me preguntan qué cómo lo he hecho, me dicen que si me he operado, que si me he puesto el balón. Y yo les digo que no, que con mis máquinas maravillosas y comiendo bien. De hecho ya hay tres personas que han ido a No+Kilos de mi parte y están encantadas.

antes y despues caso real perdida peso

¿Cuál es el resumen de tu experiencia?

Que es la mejor decisión que he tomado en mi vida, que estoy feliz y me siento mucho mejor, mucho más ágil. Antes no podía moverme del sofá, me dolían las articulaciones e incluso estaba deseando que lloviese para no tener que bajar al parque con mi hijo… Ahora todo eso ya no me pasa.

antes y despues caso real perdida peso

Fields marked with an * are required