Más de un mes junto a Esther

esther2 Hace ya algo más de un mes que Esther entró por la puerta de No+Kilos. Necesitaba adelgazar fuese como fuese. Con 34 años y una altura de 1,58, pesar 95 kilos no era asumible, más que por estética, por salud. El exceso de peso le había llevado a padecer apneas del sueño en un grado muy avanzado. Su calidad de vida se estaba viendo afectada y era consciente de que con el paso de los años todo iría a peor.

El estudio previo que le hicimos a Esther nos detalló en qué zonas era recomendable actuar. Obtuvimos los datos objetivos de masa magra y masa grasa y la cifra exacta del peso ideal de Esther: 55,8 kilos.

Teníamos delante un reto al que nos habíamos enfrentado ya muchas veces en No+Kilos con otros clientes, hacer que Esther perdiese, como mínimo, de 20 a 30 kilos.

Esther adora comer, fue algo que nos dijo desde el primer momento. Su mayor preocupación era pasar hambre y tener que renunciar a la paella de los domingos de su marido. “Me pongo de mala leche cuando paso hambre”, nos decía, “mis compañeras en el despacho ya me han dicho que me voy a poner insoportable”, bromeaba.

 

Después de muchos intentos frustrados para  adelgazar, con dietas, con pastillas, con gimnasio… Esther no esperaba que esta vez fuese diferente. Pero ¡se equivocó! Y menos mal que se equivocó, porque le propusimos que contase en nuestro blog su evolución con la pérdida de peso.¡Y en ello estamos! En cinco semanas, a una media de 2 a 3 sesiones semanales, Esther ha perdido 10 kilos y solo ha recuperado 2,900, por lo tanto, 7 kilos menos. Es decir, una pérdida sostenida y saludable.

esther y ada nomaskilos adelgazarLo mejor, es que está encantada. El tratamiento consiste en un circuito de máquinas y en algunas ¡hasta se echa la siesta! También ha de tener cierto control con lo que come, pero sin dietas estrictas. Esther reconoce que no está pasando hambre, aunque sigue echando de menos las paellas de su marido, y para alivio de sus compañeras de trabajo, el humor no le ha cambiado.

Nosotros estamos encantados con su evolución y calculamos que en dos meses más, tenemos a una Esther 20 kilos más delgada. Estamos deseando poder enseñaros el antes y el después.

No os perdáis sus vídeos!! Nos encanta su expresividad. No hay actuación, es Esther en estado puro, en sus días buenos y en sus días menos buenos.

Desde aquí, Esther, todo el apoyo del equipo No+Kilos. ¡¡Ánimo que lo estás haciendo genial!!

 

Fields marked with an * are required