Consejos para perder peso desde el blog de No+Kilos
Consejos para perder peso desde el blog de No+Kilos
-1
archive,category,category-nokilos,category-11,bridge-core-2.7.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

A pesar de que es frecuente que el exceso de grasa vaya asociado al sobrepeso, no siempre es así. Si eres una persona de complexión delgada te retamos a que compruebes si posees grasa abdominal acumulada. Ponte de pie, mírate al ombligo, ¿consigues ver la goma de la ropa interior? Si la respuesta es negativa estaríamos ante un ‘falso delgado’ con exceso de adiposidad localizada en la zona de la barriga. Esto es debido a que el peso corporal es la suma de distintos tejidos (graso, óseo, muscular, líquidos), de modo que es posible pesar poco pero esconder un alto nivel de grasa corporal.

Cuando el aparato digestivo sufre una alteración que modifica las rutinas de ir al baño, puede provocar, además de molestias y sensación de pesadez, una acumulación de grasa y fluidos, que se traduce en kilos de más. Durante el confinamiento, tanto el día a día como los hábitos han cambiado considerablemente y se puede haber traducido, para algunas personas, en problemas de estreñimiento. Si es tu caso y se trata de algo ocasional, puedes seguir con los siguientes consejos No+Kilos para reequilibrar tu organismo. Si se trata de un trastorno recurrente, te recomendamos que acudas a un médico especialista.

¿Te hidratas correctamente? Si no sabes la respuesta, haz la siguiente prueba: estira tu piel y observa si vuelve inmediatamente a su estado natural, o por el contrario, le cuesta un poco más. Si la estiras y vuelve a la normalidad rápidamente quiere decir que tu piel es turgente, es decir, posee la capacidad de cambiar de forma y tu organismo está correctamente hidratado. Si esto no ocurre, pueden existir problemas de deshidratación. Aquí os damos algunas claves sobre cómo prevenirlos y su relación con problemas de sobrepeso y obesidad

Ante la situación actual por el Covid-19, estar en casa es la opción más responsable y prudente. Siguiendo con las recomendaciones de las autoridades, los centros No+Kilos están cerrados temporalmente, pero nuestro equipo quiere seguir cuidando de todxs vosotrxs con los mejores consejos para pasar estos días confinados de la mejor manera posible: con bienestar y salud.

Cuando introduces los términos ‘dormir’ y ‘engordar’ en los buscadores aparecen un sinfín de artículos hablando sobre la relación que tiene el descanso y el peso. Este no es uno más. En No+Kilos llevamos más de 20 años trabajando con nuestra metodología de pérdida de peso y lo hemos comprobado: dormir no engorda. El descanso es sinónimo de salud, ya que en estado de reposo el cuerpo genera los nutrientes adecuados para regular el sistema inmune, metabólico y hormonal.

Y este es un dato muy interesante a tener en cuenta estos días que el coronavirus Covid-19 nos tiene encerrados en casa. Cuanto mejor descanses, más se activará tu metabolismo. Esto no quiere decir que estar tumbado en el sofá todo el día sea beneficioso. Una de las bases de un estilo de vida saludable es realizar actividad física diaria y llevar una vida activa, alejada del sedentarismo.

En la recta final del año donde las comidas navideñas, el turrón y las fiestas acechan, queremos darte los mejores consejos para que disfrutes y a la vez, cuides tu línea. Si te preocupa acumular kilos de más y que los excesos te pasen factura, aquí te damos cuatro claves para no engordar en Navidad.

1. Lo principal, disfruta.

Sabemos lo complicado que es enfrentarte a una comida con ganas de disfrutarla y tener la preocupación por no cometer demasiados excesos. Nuestro consejo es que te reserves los caprichos más dulces para los días señalados, renunciando así a sucumbir a los turrones desde principio de mes. Y el resto de días, sigue con las pautas que te proponemos a continuación.

2. En el aperitivo, agua.

Si eres de los que disfruta de la 'previa' pero también de la comida, el postre y el 'después', te recomendamos tomar agua en el aperitivo. Es decir, sustituir, en la previa almenos, el alcohol por agua con hielo y limón, por ejemplo. Así evitaremos ingerir el alto contenido de azúcar presentes en las bebidas espirituosas.

3. Degustar cada bocado.

El exceso de comida suele ser un habitual, tanto en las comidas como en las cenas de Navidad. Por eso, para evitar comer sin control, te damos una clave: coge los cubiertos para comer y una vez el alimento esté en tu boca, mastícalo 30 veces y deja los cubiertos en la mesa. Repite ese proceso y sortearás picar de más, saciándote antes y degustando cada bocado. Además, este truco favorece la digestión y la ingesta.

4. Intenta no mezclar bebidas.

Parte de la premisa que cuanta más agua bebas, mejor. Si puedes evade cócteles, cervezas y vinos, pero si te apetece darte este 'lujo' te sugerimos que no mezcles. Elige una bebida y mantente fiel durante toda la velada. Si apuestas por la cerveza, bebe cerveza y combínala, si quieres, con agua.

¿Te ha ocurrido que te pesas y al día siguiente la báscula refleja un kilo más (o menos)? Ni te preocupes, ni te alegres de más. Es muy frecuente que si no se realiza correctamente el pesaje los resultados sean muy diferente y existan dudas sobre el peso real. Por eso, desde No+Kilos queremos darte los mejores consejos para que subirte a la báscula no sea un quebradero de cabeza.

La adolescencia es una etapa clave en la vida, ya que se producen los cambios más intensos y significativos en el cuerpo humano. Supone la transición de la niñez a la edad adulta, con el desarrollo de la masa corporal y la altura, por lo que es de vital importancia cuidar especialmente la alimentación.

Dado que las necesidades energéticas o calóricas son ya de adulto, en la adolescencia se han de incorporar tanto los nutrientes como las vitaminas necesarias para el equilibrio del organismo. Por otro lado, es clave evitar posibles déficits nutritivos que puedan ocasionar trastornos de salud. El objetivo es aprender a cuidar la alimentación y adoptar un estilo de vida saludable, ya que un adolescente obeso tiene altas probabilidades de convertirse en un adulto obeso.