Marta: “tenía vergüenza de mi peso, de mi cuerpo y de decir que iba a NO+KILOS®”

Marta llegó a nuestro centro de Cullera el 4/9/20 y pesaba cerca 110,5 kilos. Durante 6 años, probando todo tipo de tratamientos y no lograr bajar de peso, Marta dejó de intentarlo durante tres años, dejó de cuidarse y se abandonó, hasta llegar al peso, y con el que decidió comenzar su tratamiento en No+Kilos.

Juan Carlos, responsable del centro No+Kilos de Cullera, recibió a Marta para realizarle el diagnóstico gratuito, proponiéndole la solución personalizada y Marta no dudó en empezar ese mismo día, el tratamiento de pérdida de peso que venía buscando hace años.  Marta volvió a confiar, le dijo sí a la vida, sí a su salud y comenzamos el proceso juntos. Marta dejó en No+Kilos® 22,800 kilos en 5 meses.

“Hice el diagnóstico y no me lo pensé y me metí en ese tiburón (Shark)”

¿Por qué llegaste a la situación de sobrepeso?

Porque no me cuidaba y comía mucho. Hice de todo para perder peso y luego volvía a subir.

¿Llevabas mucho tiempo lidiando con los kilos de más?

Sí, 6 años por lo menos.  Hace 3 años que no hacía ninguna dieta. Y años atrás cuando hacía perdía 2 o 3 kilos y cuando volvía a comer con normalidad, recuperaba los kilos perdidos.

¿Por qué decidiste poner fin a la situación?

Porque tenía vergüenza, me sentía mal, no podía ni atarme las zapatillas. Mi pareja se cuidaba y yo comía y no sabía cómo hacer para bajar de peso. Cuando vi No + Kilos en Facebook, me animé a intentarlo de nuevo, pedí cita para el diagnóstico y empecé.

¿Qué te convenció para dar el paso de iniciar al tratamiento?

Nada más entrar, me hicieron el diagnóstico y no dude de la profesionalidad.  Pude volver a confiar que podía perder peso, y dejarme ayudar por el excelente equipo de personas. A parte conocía a Juan Carlos y a Pilar hace años, pero no sabía que tenían un centro de pérdida de peso.

Cuéntanos, ¿qué te ha parecido el tratamiento de pérdida de peso definitivo de No+Kilos?

No puedo ponerles un diez porque son más que eso. Son todos geniales. Pilar, Juan Carlos y todo el equipo de profesionales me animaron, me mimaron, me apoyaron todo el tiempo, incluso después de concluir el tratamiento. Y hoy puedo contar que me siento mejor, no tengo vergüenza y logré bajar de peso y no recuperarlo.

Y con respecto a los consejos de alimentación que también damos a los clientes, ¿qué tal te fue?

Me costó un poco al principio porque no estaba acostumbrada a comer bien, pero todo fue perfecto después. A veces no llegaba a todos los consejos, pero ahora me preparo todas las comidas antes, ya tengo mis hábitos. Ahora sé como cuidarme y manejar mi ansiedad.

¿Cuáles fueron los primeros cambios que percibiste?

Me sentí bien desde el primer día, hoy puedo atarme las zapatillas, puedo limpiarme las partes íntimas (que se me complicaba) y todo eso mejoró poco a poco.

Tras terminar el tratamiento, ¿qué mejorías has notado?

Me siento mejor, ahora es todo diferente. No siento que me ahogo, me siento más activa y con más ganas. Cuido mis hábitos alimenticios. Y puedo decir que me cuido sin vergüenza. No hay nada milagroso, pero todo tiene su recompensa al empeño.

Después de tu experiencia, ¿recomendarías No+Kilos?

Sí, se lo recomiendo a todo el mundo. Es un tratamiento que tiene su precio, pero la salud no tiene precio; yo lo estoy pagando financiado, y cada caso tiene un tratamiento distinto. Yo he bajado 22,800 kilos y estoy muy agradecida y contenta con todo el proceso; la calidad humana y el empeño son fundamentales para llegar a lograrlo, para los que solos no podemos hacerlo.