flacidez Archives - Tratamientos para perder peso. Centros y clínicas de adelgazamiento y estética.
flacidez Archives - Tratamientos para perder peso. Centros y clínicas de adelgazamiento y estética.
-1
archive,tag,tag-flacidez,tag-34,bridge-core-2.7.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Cuando ya lo has probado todo (o eso crees) es normal adoptar una postura defensiva. Dietas, rutinas en el gimnasio y nada, que la grasa abdominal no hay forma de rebajarla. Así llegó Emilio a nuestro centro No+Kilos Castro Urdiales – Raquel Carrera y ahora, después de 18 sesiones, no puede estar más contento. “He perdido 12,6 kilos y lo mejor es que he conseguido quitarme al fin la barriga”, nos cuenta satisfecho. En esta entrevista habla sobre cómo ha llevado el tratamiento corporal de reducción de la zona abdominal y cómo ha conseguido pasar de 77,000 kg a 65,300 kg.

En ocasiones, la profesión condiciona nuestra forma de vivir. En el caso de José Enrique trabajar a turnos nocturnos en una pastelería se convirtió en la principal causa de su sobrepeso. Paulatinamente fue engordando, sin control, hasta que se plantó. Necesitaba perder peso, por salud, de una forma definitiva, y entró a nuestro centro en Cullera Pero Q Guapa - No+Kilos dispuesto a cambiar su modo de vida. Hoy, a falta de unas sesiones de remodelación del abdomen, nos cuenta la historia de cómo ha perdido 21 kilos en 17 sesiones:

1. Volverás a recuperar la confianza

Si has intentado perder peso muchas veces y siempre has fracasado. Si has enterrado un montón de tiempo y dinero en tratamientos, libros, productos que prometían eliminar todos los kilos que te sobraban y el resultado ha sido siempre el mismo, seguramente ya no te fiarás de lo que te digan. En ese estado llegan muchos de los clientes a No+Kilos. Pero afortunadamente para ellos… esta vez, por fin, las cosas salen como siempre han querido. Pierden peso, y aún mejor, no vuelven a recuperarlo.

Hay un momento en esta vida en que la flacidez llama a tu puerta. Y lo hace por muy distintos motivos. Está la flacidez fruto de una gran pérdida de peso y que se genera si no se ha trabajado la musculatura y el metabolismo durante el periodo en el que se ha perdido peso. Esa flacidez es dura de asumir, porque si te sometes a un tratamiento para perder peso es para quedarte bien y no tener que afrontar que, después de todo, sigue sin gustarte mirarte al espejo. Ese problema, como saben nuestras clientas y clientes de No+Kilos, lo tenemos totalmente resuelto en nuestros tratamientos.

Proponerse perder peso es una tarea compleja. Dar el paso suele resultar complicado, porque a veces (sobre todo si NO lo hacemos con No+kilos) está ligado a una serie de sacrificios (dietas hipocalóricas, pasar hambre...). Lo más fastidioso es que una vez logrado nuestro objetivo vienen nuevos temores: el efecto yoyó y la flacidez, y de ésta última vamos a hablar hoy. La flacidez se da en la piel, que es lo que vemos, y en la musculatura, que no es visible. Una persona obesa no suele practicar el ejercicio necesario como para fortalecer sus músculos y cuando adelgaza, esos músculos flácidos salen a la luz y, por falta de nutrición, durante el proceso de adelgazamiento incrementan su flacidez.