Consejos para convertir tus comida favorita en una dieta saludable
Consejos para convertir tus comida favorita en una dieta saludable
4607
post-template-default,single,single-post,postid-4607,single-format-standard,bridge-core-2.7.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Tus platos favoritos en versión saludable

Todos tenemos algunos caprichos que nos cuesta cambiar en nuestros hábitos diarios y que sabemos que no son del todo buenos, pero no podemos resistirnos a ellos. No quieras modificar tus conductas de un día para otro y renunciar a ningún producto, encuentra un punto intermedio. Nosotros te facilitamos 5 TIPS para que conviertas tus platos favoritos en versión saludable de una forma sencilla:

  1. Busca productos que tengan sabores similares y sustituye en tus recetas.
  2. Busca ingredientes de temporada y crea nuevas recetas. ¡Crea tus platos favoritos en versión saludable! Diseña tus propios snacks y postres caseros saludables. ¡Ponte creativa!
  3. Deja a un lado los ultra procesados y añade especias saciantes a tu día a día.
  4. Si no tienes tiempo… ¡No hay excusas! Las versiones rápidas también pueden ser saludables.
  5. Tu despensa tiene que ser tu aliada y no tu rival, reorganiza los productos y deshazte de los caprichos que no alimentan a tu organismo. Crea un menú semanal donde incluyas recetas únicas y sabrosas, pero en versión saludable.

 

Algo que también es muy importante es aprender a disfrutar cuidándonos. Cuando nos cuidamos por dentro lo notamos porque nos sentimos con más energía para afrontar nuestro día a día. Y por supuesto, si un día comes más o peor, no te sientas culpable, también hay que saber premiar los esfuerzos y saborear cada momento de la vida. De lo que se trata es que en general haya una alimentación consciente.

Si consigues llevar a cabo estos pequeños consejos, comer más comida casera, leer los etiquetados, comprar productos lo más frescos posibles y de temporada, poco a poco sabrás de forma automática qué beneficia a tu organismo y qué no.

Vivir de la forma más plena posible significa disponer de una buena calidad de vida, conservar la salud. Por ello, ser consciente de lo que tu cuerpo necesita y de lo que no, será el mejor regalo que podrás ofrecerte a ti y a quienes te rodean.

¡Mejora tu relación con la comida! ¡Mima tu cuerpo!